El mundo se encuentra en constante movimiento, cada día recibimos muchísima información a través de diferentes medios, disponibles para cualquier persona en cualquier momento. El éxito (o el fracaso) de estos, depende en gran medida de la facilidad en la que pueda acceder a la información y en el factor de expectación que pueda causar.

Seguramente habrás escuchado UX / UI en más de una ocasión, son términos que conviven a diario con nosotros y en la tecnología que nos rodea.

La experiencia de usuario (UX) es aquello que la persona percibe al interactuar con un producto o un servicio, es un área que engloba muchas acciones (que sea útil, expectante, sorpresivo y por qué no… deseable). La finalidad es que el usuario se sienta satisfecho y cómodo en ese entorno.

La interfaz de usuario (UI) es un componente de la experiencia, que permite a la vista interactuar de forma efectiva con el sistema. Incluye elementos visuales, patrones de interacción, controles…