El negocio del comercio electrónico ha conseguido un crecimiento imparable desde sus comienzos y todavía se encuentra en plena fase de transformación.

Cada día son más los usuarios que se suman al carro de la compra online. Descubrir productos nuevos, poder comprar a cualquier hora, evitar el contacto físico y la facilidad de poder realizar compras frecuentes para ahorrar tiempo, son algunos de los factores que impulsan a los usuarios a realizar la compra online. 

Eso sí, si estás pensando en crear tu Ecommerce, debes saber que los negocios en internet, son como cualquier otro negocio: necesitan tiempo, compromiso, organización, toma de decisiones y debes estar atento a los detalles. En otras palabras, se podría decir que tu local online debe actuar como una tienda física, y deberás dedicarle toda la atención que se merece. 

Define tu negocio

Antes de crear cualquier Ecommerce, deberás tener definido el modelo de negocio de tu empresa. Estudia los productos / servicios que ofreces actualmente, el nº actual y si hay expectativa de crecimiento, si es local, nacional o internacional, si sólo vas a vender a través de tu web o vas a aumentar la difusión a través de marketplace, el valor añadido que vas a ofrecerle s tus clientes… Todos estos detalles te ayudarán a adelantarte al futuro, evitando usuarios decepcionados, quebraderos de cabeza por el cambio de plataforma porque no satisface tus necesidades, adaptar la información a diferentes dispositivos….

El nombre

Lo primero que tienes que tener es un nombre, busca que sea memorable sin olvidar el alcance del territorio al que te vas a dirigir actualmente y en un futuro. 

Seguridad

Vas a introducir una nueva web en el mercado, y evidentemente… Lo que vas buscando es que finalice la compra. Para ello debe sentirse seguro, por lo que es importante que valores los diferentes tipos de certificados.

Tener un sitio protegido garantiza la seguridad de tus clientes, y además… Mejora el SEO ;). 

También existen diferentes tipos de certificados de seguridad de compra online. Si quieres aumentar la percepción de compra segura de cara al usuario, no dudes en informarte. 

El contenido

Es muy importante que actúes como una marca local. Esto significa que debes adaptar el contenido para cada mercado nuevo.

Ten en cuenta que elaborar un mal contenido o tener un contenido no ajustado al territorio al que nos dirigimos es una mala imagen.

  • Redacta títulos claros y atractivos
  • Presenta beneficios de forma clara
  • Proporciona vínculos claros para obtener información adicional
  • Crea relaciones con los clientes

El valor de las imágenes

Cuando vayas a vender tus productos, ten muy presente que quién está mirando tu tienda, no va a poder tocar, oler o probar a través de la pantalla. Es esencial que ofrezcas muchas fotos, y de buena calidad. De esta forma podrás ganar la confianza y dar el último empujón que necesita tu cliente para que le dé al botón de “comprar”.

El canal de venta

A la hora de vender, siempre puedes vender tu producto desde tu propia web (Ecommerce) o también lo puedes vender a través de plataformas de venta (Emarket). 

El eMarket son plataformas (tipo Amazon) estas plataformas son interesantes, ya que ofrecen una mayor difusión del producto a cambio de una comisión en la venta. 

Con la elección de la plataforma del Ecommerce, existen muchas en el mercado. Lo importante es tener definido el modelo de negocio (tal y cómo comentábamos al principio del artículo) y según tu perspectiva de crecimiento elegir la que más se adapte a tus necesidades.

Ofrece formas de pago

Hay que pensar como consumidor, encuentra una plataforma de pago con la que esté familiarizado se encontrará cómodo y seguro, reduciendo seguramente la tasa de abandono. En este sentido, es muy efectivo ofrecer un servicio como el de PayPal, que le da la posibilidad al cliente de pagar sin compartir su información financiera. Esto le posibilita pagar utilizando, solamente, su correo electrónico y su contraseña, sin necesidad de poner los números y claves de la tarjeta. Además de ser un gancho para atrapar al comprador que obtiene una protección adicional al momento de pagar, también es seguro para el que vende ya que cuenta con prevención de fraudes, control de transacciones y la tecnología más avanzada que mantiene las operaciones protegidas de principio a fin. Si ofrecés este tipo de servicio vas a recibir de forma casi instantánea el pago y vas a poder vender a cualquier parte del mundo, sin importar la moneda, de forma segura y sencilla. Podrías fijarte las condiciones del servicio de PayPal en www.paypal.com para entender más como funciona. ¡Es una opción genial para no perder clientes y ampliar tu mercado!

Invierte en publicidad online

En todos los negocios hay competencia, y más en internet donde todas las marcas ofrecen sus productos a todas horas. Es importante que, cuando alguien está buscando algo que puedes venderle seas su primera opción. El beneficio de esto es sencillo: si apareces antes, aumentará la probabilidad de que te compren a ti.

Publicar en redes con frecuencia es una buena estrategia. Estos medios son una gran herramienta para comunicar qué conceptos quieres asociar con tu marca, cuáles son los productos que vendes y te permite publicitar tus contenidos de forma segmentada, asegurando que el dinero invertido puede llegar a un potencial cliente.

El usuario no quiere pensar. Hazlo fácil

Ofrece una web sencilla, con un flujo natural y directo. El usuario debe encontrar de una forma muy simple lo que busca, cuanto más complicado se lo pongas, más probabilidades hay de que no compre. 

Ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Reduce al máximo el tiempo de carga
  • Se transparente con la política de precios y envío
  • Que la estructura de la web no pase tenga más de los 4 niveles
  • Reduce el número de pasos (cuanto más corto es el proceso, más probabilidades habrán de formalizar la compra)
  • Ofrece un diseño minimalista y ordenado
  • Muestra una disposición clara de productos
  • Potencia la participación del usuario (valoraciones, comentarios, cupones descuentos…)
  • Ofrecer ayuda en tiempo real
  • Permite la opción de comprar como invitado (sin necesidad de registro)
  • Elimina las barreras de accesibilidad (deja tu web preparada para personas con dificultad visual, problemas de audición, )

No dejes de mejorar, analiza los datos 😉

Te recomendamos que analices los datos de tráfico de tu web y los estudies. 

Investiga desde que parte del mundo te ven, si te ven más mujeres que hombres, los navegadores desde los que te visualizan, cuáles son los dispositivos más empleados al entrar en tu plataforma, las páginas más visitadas, las fuentes de tráfico…

Todos estos datos te ayudarán a saber dónde debes hacer un esfuerzo de tus recursos para lograr la venta. 

Presentación tips para crear una web internacional